“Acá cabemos todos”: a estos emprendedores venezolanos se les ‘prendió el bombillo’ en Bogotá


Con muchas circunstancias en su contra, llegaron a crear empresa y generar empleo en la capital. Ahora son todo un ejemplo a seguir.

Andreina, Daniel, Arthur, y Jesús son migrantes emprendedores; arribaron a Bogotá en ceros, buscando las oportunidades que Venezuela les negó.

Daniel Pagés, por ejemplo, solo sabía de publicidad y mercadeo por lo que montó una agencia. Empezar fue duro, pero su idea va andando. Tanto así que inició otro emprendimiento con Asovencol (Asociación de Venezolanos en Colombia), que da asesoría financiera y apoyo a todos sus compatriotas.

También está Jesús Gallardo, ahora propietario del restaurante Arepa Cool.

“Aquí en Colombia sabemos que es el país de las mil arepas, arepa boyacense, arepa e huevo, paisa, y dijimos bueno vamos a innovar, a guerrear con la arepa venezolana” dice Jesús, quien reconoce que varias veces fueron discriminados por ser venezolanos.

Pero él la tiene clara: “No es nuestro país, no se lo estamos quitando a los colombianos porque es de los colombianos, pero creo que acá cabemos todos, creo que es bastante grande y amplio”.

Arthur Gil, propietario de otro restaurante, reflexiona sobre el mismo tema.

"En este caso es el venezolano, en el pasado pudo haber sido el colombiano o el chileno, que vivió la dictadura, o el panameño, ahorita el sirio. Hay mucha gente buena y mala, el tema es no etiquetar", dice.