Millones de niños unen “superpoderes” en un Rosario mundial por Venezuela